Saltar al contenido

Termo eléctrico horizontal

Los termos eléctricos se han convertido en el salvavidas de muchas familias que necesitan tener agua caliente sanitaria en sus hogares. Estos electrodomésticos han evolucionado a pasos de gigante en las últimas décadas y hoy día alcanzan unos niveles de rendimiento, calidad y confianza realmente elevados.

Entre ellos el termo eléctrico horizontal es uno de los modelos más comunes y uno por el cual los fabricantes apuestan debido a sus múltiples ventajas.

¿Buscas un termo eléctrico horizontal en oferta en Amazon?

¿Qué es y para qué sirve un termo eléctrico horizontal?

Este tipo de electrodomésticos se ocupan de llevar agua caliente a distintas partes de la casa con eficacia, control de la temperatura y velocidad.

Han evolucionado tan bien en las últimas décadas que han pasado de ser un elemento que se usaba solo para el baño a uno que también proporciona agua caliente a las demás instancias de la casa, como la cocina.

En hogares donde no hay instalación de gas resultan vitales, ya que van a ser de lo que dependamos para poder disponer de agua caliente. El modelo del que hablamos tiene la particularidad de ocupar una posición horizontal en la pared que resulta ventajosa por distintos aspectos.

¿Cómo funciona un calentador de agua eléctrico horizontal?

Los termos tienen un depósito, también conocido como cuba o calderín, en el cual se almacena el agua que se utilizará durante las sesiones de uso que hagamos del electrodoméstico. Por ejemplo, cuando nos estamos dando una ducha.

En la actualidad la capacidad de estos depósitos ha aumentado de forma elevada, dado que una de las prioridades de los fabricantes es evitar que las familias sufran por quedarse sin agua caliente mientras, por ejemplo, se están dando una ducha.

Así han llegado a comercializarse modelos con capacidades desde los 50 litros hasta los 150 en algunos de los casos, lo que asegura que no haya ningún problema.

¿Pero cómo se calienta el agua? El funcionamiento es muy sencillo, puesto que una vez el agua ya está en el depósito, con el encendido ya conectado el aparato a la red eléctrica, una resistencia se ocupa de usar esta energía para calentar el agua y almacenarla. No hay ningún proceso de combustión de por medio, lo que agradecen muchas familias porque así se sienten más seguras.

Ventajas de los termos eléctricos horizontales

  • La posición horizontal aporta mucho juego en determinadas situaciones, pudiendo instalarse ocupando la parte superior del marco de una puerta o incluso en un falso techo. En ocasiones son la única opción si no tenemos espacio para instalar otros de los modelos de termo eléctrico.
  • Además de esto, disponen de la ventaja de que la medición de la temperatura a la cual se encuentra el agua se lleva a cabo de una manera más precisa debido a la posición en la cual se encuentra el termostato. Esto nos garantizará que al medirse bien la temperatura estaremos ahorrando energía.
  • Por otro lado, también son idóneos porque se aprovecha mejor la capacidad del termo (un 10% mejor) y se optimiza el proceso de estratificación del agua que pasa por el depósito.

Desventajas de los termos eléctricos horizontales

  • Respecto a los termos eléctricos verticales una de sus ventajas también se convierte en un inconveniente. Nos referimos a su formato y diseño. Aunque el formato horizontal es conveniente en algunos casos en los que, como decimos, no hay otra manera de instalar el termo, en el resto de las situaciones será más problemático porque ocupan un mayor volumen de espacio y son un poco más aparatosos.

Opiniones finales sobre los termos eléctricos horizontales y su precio

Las personas que residen en lugares concretos en los que el espacio es reducido y no disponen de opción a instalar un termo vertical hablan maravillas de los horizontales. Los motivos son claros: no tienen ninguna desventaja respecto a los verticales y sí todos los beneficios en comparación a los termos eléctricos reversibles.

Los instalan de manera frecuente en apartamentos de reducido tamaño o casas en las que hay una habitación además del salón. También son comunes en segundas viviendas y apartamentos a los que solo vamos a pasar el verano o determinados momentos del año. Es ese tipo de electrodoméstico que te garantiza poder tener agua caliente cuando lo necesites sin que suponga un gasto periódico.

Aunque los termos eléctricos más vendidos son los de diseño vertical, los horizontales también gozan de una gran popularidad y su relación calidad-precio tiene parte de la responsabilidad.

Son máquinas que se pueden adquirir a un buen coste y que se encuentran en la mayor parte de los fabricantes con distintos rangos de capacidad en sus depósitos y diferentes niveles de potencia, lo que influirá en la velocidad y fuerza de calentamiento.

En resumen, una muy buena adquisición, tanto si nos vemos obligados al modelo horizontal por el espacio como si lo queremos por estética o por aprovechar una posición determinada.

Regent Termo Eléctrico horizontal, 100 litros, 230 V, 1500 W,

  • El revestimiento esmaltado del calderín y el de ánodo de magnesio protegen tu termo de la corrosión y de la cal por mucho tiempo.
  • Este dispositivo dispone de un sistema de seguridad “Válvula con leva” que interviene cuando la presión interna supera 7-8 kg/cm2.
  • LUZ PILOTO: Permite controlar el buen funcionamiento del termo eléctrico.